¿Qué debes tener en cuenta para hacer un seguro para barcos?

seguros para embarcacionesCon el comienzo oficial del verano, muchos aficionados al sector de la náutica y de la navegación aprovechan para sacar a relucir sus embarcaciones y disfrutar de amplias jornadas de descanso y navegación en el mar. Así, y en el caso de que seas poseedor de un barco de pequeño, mediano o gran tamaño, ¿sabes qué es lo que tienes que tener en cuenta a la hora de contratar la póliza que asegure a tu embarcación? 

Más allá de la edad (al igual que ocurre con tu automóvil), uno de los factores que deberemos conocer es el uso que se le va a dar (ocio, regatas o incluso pesca) y en la zona en la que navegaremos con nuestro barco. La ley establece que tengamos en cuenta que la navegación puede realizarse desde aguas protegidas (como ríos o pantanos), hasta la zona 1 que abarca la navegación oceánica con distancia ilimitada desde nuestro punto de partida. Todo ello influirá en la definición de tu póliza. 
Desde López Torrijos y Montalvá te aconsejamos que estudies a fondo si de verdad quieres contratar solamente la responsabilidad civil obligatoria, puesto que ésta limitada a cubrir daños a terceros solamente hasta 100.000 euros, además de que no estaría protegido cualquier tipo de daño que cubra nuestra embarcación.  En esta situación, lo más interesante es que te asegures de que puedes ampliar las coberturas lo máximo posible: puedes incluir en primer lugar la asistencia marítima para que tu embarcación pueda ser remolcada en caso de avería o siniestro.

Seguro Obligatorio Barcos 00
Existen otras coberturas importantes como puedan ser la contratación de la cobertura de robo, de un abogado que sea conocedor del Derecho Marítimo (para la gestión de siniestros) y de la reclamación de daños por la que no tendremos que realizar la reclamación a la compañía contraria en caso de encontrarnos en un siniestro por culpa de un tercero. Debes saber también que ante posibles daños causados por la naturaleza no interviene el Consorcio de Compensación de Seguros: por ello contratar la Pérdida total o las Averías Particulares nos asegura una mayor protección.